Subluxación atlantoaxial en el perro

atlantoaxial

Subluxación atlantoaxial en el perro

Se trata de una patología que se suele englobar, junto con el Síndrome de Wobbler o Inestabilidad cervical y la Inestabilidad lumbosacra, dentro de los denominados Síndromes de inestabilidad vertebral.

Como su nombre indica, consiste en un desplazamiento o estiramiento parcial de la articulación formada por la primera y segunda vértebra cervical.

La Subluxación Atlantoaxial, puede afectar a cualquier raza, siendo en este caso principalmente de origen traumático, ya sea por atropello, por caída desde altura o por pelea entre canes. Sin embargo, cuando afecta a determinadas razas de talla pequeña o miniatura como Chihuahua, Pomerania o Yorkshire Terrier normalmente se trata de un origen congénito.

Los síntomas incluyen dolor cervical, tetraparesia, déficit propioceptivo y descoordinación.

A la hora de plantear un tratamiento, en primer lugar el equipo quirúrgico veterinario deberá diferenciar aquellos casos quirúrgicos de los no quirúrgicos. Cuando la cirugía no es una opción, bien por aspectos médicos como económicos, o bien tras realizar la intervención, se realizará un tratamiento conservador basado en el uso de collarín cervical, agentes físicos y finalmente ejercicios de propiocepción y control motor.

Comenta este artículo