Patologías de las glándulas anales en perros y gatos

canine_anal_glands

Patologías de las glándulas anales en perros

Dentro de este grupo de patologías, se incluyen la inflamación, impactación e incluso la abcecación de las gándulas o sacos anales de los perros.

Entre los factores que predisponen a padecer este tipo de enfermedades encontramos, la obesidad, enfermedades dermatológicas, dieta inadecuada y colitis.

Los síntomas que presentan son tenesmo (necesidad continua, dolorosa e infructuosa de defecar), prurito anal, tail chasing (morder compulsivamente la cola), presencia de fístula anal, frotar el ano con el suelo, cambios de humor y dolor que, en algunas ocasiones es de tal graduación que el paciente reacciona con agresividad ante la palpación de la zona.
El diagnóstico se realiza mediante exploración y vaciado de las glándulas.
Las técnicas de tratamiento convencional varían desde el vaciado periódico, lavado, uso de pomadas con corticoides y antibioterapia, hasta el tratamiento más agresivo: la saculectomía o extirpación bilateral de dichas glándulas. Esta última, se suele emplear como última opción debido a posibles complicaciones post-quirúrgicas de incontinencia fecal, prolapso rectal, etc.
Actualmente se emplea como método innovador el poder antiinflamatorio a nivel profundo, analgésico y antimicrobiano de la terapia láser para este tipo de afecciones. Este tipo de tratamiento ofrece las siguientes ventajas: es resolutivo, no necesita sedación, es indoloro, no tiene complicaciones derivadas de su uso, tiene tiempos cortos de tratamiento y resultados visibles en pocas sesiones.

Comenta este artículo